27 de junio de 2006

Mundial de Fúbol Alemania 2006 - España-Francia

Salario mínimo interprofesional en Francia: más de dos veces el español.

Goles marcados por Francia: mas del doble que los españoles.

¿Casualidad? No, señores: Serendipias. Ayer por la tarde tampoco fue casualidad que estuviese por Sol. El resto del Manifestómetro tenía cita con el tocólogo, así que me tocó ir solo a esta especie de concentración por el orgullo patrio, que duró poco menos de 90 minutos antes de que la realidad volviese a caer sobre las cabezas de los incautos que habían pensado que nos íbamos a llevar algo. Cuando las selecciones se hagan de políticos y compitan a ver quién tiene la cara más dura, ya ganaremos algo. Hasta entonces, ajo y agua.

Poco que contar: a pesar de haber mucha bandera de España, no pude ver a ningún amigo del Gavilán Pollero. Será que los que había en Sol no eran demócratas de toda la vida, aunque un par de pancartas curiosas sí que vi, no se vayan a pensar que me fui con las manos vacías. La primera, los de Afinsa:

IMG_0033


Y la segunda, una anarquista con la pancarta de tapadillo:

Una tímida anarquista


Incluso logré hacer unas cuantas fotografías de los bordes para intentar luego el recuento en casa, pegándome una carrera alrededor de toda la plaza. El área que me ha salido es esta:

recuento


Que se basa en el puñado de fotos que pude sacar: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16.

Poniendo una horquilla de densidad de entre 3 y 5 personas por metro cuadrado (como extremos superior e inferior), salen cifras de entre 14655 y 24425 personas. Casualmente llegué cuando el penalty a España, y tengo un vídeo de toda esa gente creyendo que ya estaba todo hecho. Pobres.

Por cierto, aprovecho para acordarme de los familiares de la máquina de refrescos que hay en una pared del Hotel Francisco I, que tiene la extraña ocurrencia de que, si un Sprite vale 1 euro y yo introduzco 2, la vuelta vendrá dada en monedas de 5 céntimos.

No es que me alegre de verles, es que aún tengo el cambio en el bolsillo.

(Este artículo se publica simultáneamente en El Manifestómetro y en Las penas del Agente Smith.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada